Ruta de tres días por Abruzzo, entra en la Italia más desconocida

En este post te vamos a enseñar nuestra ruta por Abruzzo, una región situada al este de Italia a unas 2 horas y media de Roma. No es una zona que se visite demasiado pero nos decidimos a ir por allí gracias a la insistencia de Nancy, una enamorada de su tierra a la que llevé desde Málaga a Sevilla en un viaje de blablacar. Me la vendió tan bien en apenas dos horas que no me lo pensé…

Después de pasar tres días por Abruzzo solo puedo decir dos cosas.

  • La zona merece mucho la pena. Tiene playa y montaña, paisajes espectaculares y no está llena de turistas como el resto de Italia. Hay turismo nacional pero muy poca gente de fuera de Italia.
  • Tuvimos mucha suerte de conocer a Nancy porque de no ser por ella no creo que hubiésemos ido allí.
Qué ver en Abruzzo
Abadia de Fossacesia

Como te hemos dicho Abruzzo tiene una zona de costa donde puedes disfrutar de las playas y de los productos del mar y otra zona de montaña. Nos llamó la atención lo relativamente cerca que están una de la otra y lo rápido que cambia el paisaje. A ratos de veía todo verde como en el norte de España y a ratos daba la sensación de que estabas más al sur ya que todo estaba seco.

Curiosos microclimas que nos llevaron de pasar bastante calor a dormir con manta al día siguiente.

Los pueblos se suelen situar en lo alto de las montañas lo que hace que salgan unas fotos espectaculares. Cada uno es más fotogénico que el anterior. Sin más te explicamos la ruta de tres o cuatro días que hemos diseñado para ti, según las indicaciones de Nancy.

Nuestra ruta por Abruzzo
Nuestra ruta por Abruzzo desde Roma

Lo más fácil para llegar a Abruzzo y conocerlo bien es volar a Roma y allí alquilar un coche con el que desplazarte por la zona. Con transporte público será imposible llegar a muchos de los lugares o tardarás mucho tiempo. Para alquilar un coche en Italia lo mejor es que uses un comparador de precios. En este enlace puedes valorar opciones y elegir el coche que más se adapte a ti.

Donde dormir en Abruzzo

En primer lugar te queremos dar nuestras recomendaciones en cuanto al alojamiento ya que para dormir en Abruzzo no hicimos lo que solemos hacer. Nosotros en estas escapadas de 3 o 4 días solemos ser partidarios de tomar un lugar como base de operaciones e irnos moviendo por la zona. En esta ocasión sin embargo pensamos que es mejor ir haciendo noche en el lugar que toque cada día.

El motivo es que las distancias no son pequeñas, al final yendo y volviendo desde Roma hicimos unos 800 kilómetros y de ellos sobre 300 kilómetros fueron moviéndonos por Abruzzo por donde además las carreteras no son demasiado buenas. Por ello en cada apartado del post te vamos a dejar alguna sugerencia para dormir, aunque nosotros dormimos en la furgoneta dos de las tres noches.

Día 1. Playa, Pescara y Vasto. Abadia de Fossacesia y cena en un Trabocco

Te recomendamos que empieces el día paseando un poco por la costa, busca un bar para desayunar en una terraza. Después tienes dos opciones:

  • Buscar una playa tranquila para pasar tu primera mañana por la zona, si vas en Verano y te apetece bañarte en el mar Adriático, como fue nuestro caso.
  • Si hace mal tiempo puedes ir a Pescara, capital de la comarca o a Vasto. Nosotros decidimos no movernos demasiado ya que veníamos cansados después de ver Roma en 3 días.

Para comer te recomendamos la zona de San Vito Chietino, está muy bien y es de lo más barato que encontramos en Italia. Hay bares pegados al mar en donde encontrarás platos de pasta por unos 5€. Si buscas un poco encontrarás el tuyo. También hacen pescado a la brasa.

Playa pública en Abruzzo
Playa pública en Abruzzo

Por la tarde dimos un paseo por la zona de la abadía de Fossacesia. Es un lugar muy tranquilo con una bonita vista de la zona. Allí, tras dar una pequeña caminata nos relajamos con un srpitz en un bar justo enfrente de la misma. Por cierto allí también fue nuestra primera toma de contacto con el arrosticini, unas brochetas de cordero que son muy típicas en la zona.

Cena en un trabocco

Para cenar en este primer día lo mejor es que te des un capricho y vayas a un Trabocco. Hay que reservar con antelación porque se llenan siempre pero estamos seguros de que es una experiencia de las que no se olvidan.

Cenar en un trabocco
Un trabocco

Nosotros no reservamos y preguntamos en dos pensando que al ser solo dos personas no habría problema pero fue imposible. Para comer al día siguiente sí pero para cenar no tenían sitio en varios días. Muchas veces decimos en broma que siempre hay que dejarse algo sin ver para volver. En este caso cenar en un Trabocco va a ser nuestra excusa para volver por la zona.

Para dormir los lugares de la zona costera en el que tendrás más variedad son Ortona y Vasto. 

Día 2. Roccascalegna / Sulmona / Lago Scano

Una vez que has pasado el primer día por la costa de Abruzzo llega el momento de tirar hacia el interior. Para el segundo día te tenemos preparados un pueblo como Roccascalegna, una pequeña ciudad como Sulmona y el lago Scanno.

Rocascalegna y su castillo medieval

En este tranquilo pueblo podrás pasear con total tranquilidad. Incluso es ideal para relajarte uno o dos días ya que impera la tranquilidad. Fue el primer sitio realmente tranquilo que vimos durante nuestro viaje por Italia.

visitar el Castillo de Rocascalegna
Castillo de Rocascalegna

Su plato fuerte es el castillo Medieval. Está en lo alto de una montaña desde donde hay unas bonitas vistas de la región. No dudes en pagar los 3€ que cuesta la entrada ya que está muy bien conservado y merece la pena. Podrás subir a la torre que se ve desde todo el valle.

Para comer tiene poca oferta pero en un bar que hay en la plaza son muy majos y te ponen el auténtico aperitivo italiano y nosotros comimos decentemente en el restaurante La Locanda del Corvo.

Sulmona

Es una tranquila ciudad de provincias que gira alrededor de la calle Corso Ovidio, la cual la atraviesa de lado a lado y alrededor de la cual encontrarás los principales puntos de interés de la localidad desde la catedral de San Pánfilo, la cual nos llamó la atención más que por su nombre por su fachada alargada, hasta la Puerta Napoli, cerca de la cual aparcamos.

que ver en Sulmona
Plaza Garibaldi de Sulmona

Entre ambos puntos puedes pasear por una tranquila alameda, visitar varias iglesias y museos y sobre todo pasear tranquilamente por sus  calles. En el mes de agosto se celebran unas fustas medievales en la plaza Garibaldi que hacen que la ciudad despierte un poco y se llene de gente por unos días.

Visitar la Catedral de Sulmona
Catedral de Sulmona

Es digno de destacar que no nos pareció ver a ningún extranjero durante la tarde que pasamos por sus calles. Si decides quedarte a dormir en Sulmona tienes todas las opciones que aparecen en este link. Nosotros en el segundo día de nuestra ruta por Abruzzo seguimos hasta el Lago Scano.

Desde Sulmona Scanno

Desde Sulmona toma la carretera (no vayas por la autopista) hasta Scanno. Por el camino pararás unas cuantas veces ya que los paisajes son espectaculares. Nosotros lo hicimos en Anversa degli Abruzzi, un pueblo pueblo como dice mi abuela, en donde vimos tal ambiente que no nos resistimos a tomarnos una cerveza.

Justo al salir de Anversa degli Abruzzi pasarás por la garganta de Sagitario, desde donde hay una preciosa vista de la localidad. Es el típico pueblo de la zona, de casas marrones y (casi) siempre en lo alto de la montaña. Por Abruzzo la población suele tener el culo bien duro de subir las cuestas…

Un poco más adelante te encontrarás un lago alargado que al atardecer te da unos colores preciosos y siguiendo un poco más por la carretera el Lago di Scanno al que nosotros ya llegamos de noche. Puedes dormir en uno de los hoteles de alrededor del lago (pensamos que la mejor opción) o en el propio pueblo.

Día 3. Lago di Scanno, Sentiero del Cuore, Rocca Calascio.

Y vamos al tercer día de ruta por Abruzzo.

En este caso te recomendamos quedarte por la zona del lago por la mañana y por la tarde ir hacia Rocca Calascio y Santo Stefano de Sessanio, donde te recomendamos un sitio excelente para cenar y hacer noche.

Lago di Scanno y la mejor foto desde Sentiero del Cuore

En la mañana del tercer día te puedes dedicar a ver Scanno y el lago. Si empiezas por el pueblo puedes aparcar y darte una vuelta para desayunar en algún bar. Con media hora es más que suficiente para verlo y hacer unas fotos. No es de los más bonitos de la zona ni mucho menos.

Una vez visitado el pueblo te recomendamos que hagas la pequeña caminata que llaman Sentiero del Cuore para llevarte tu foto con el lago con forma de corazón de fondo. Se puede hacer desde el lago en una hora y media y desde un camino que está a la salida del propio pueblo en tan solo una media hora.

La gente del lugar no conoce demasiado la segunda posibilidad, que fue la que decidimos hacer nosotros. Para ello ve con el coche hasta el hotel Victoria y continúa por la carretera hasta ver una pequeña fuente verde. A la izquierda de la misma puedes ver una señal (mira la imagen) desde la que parte una carretera que te sube hasta una cantera donde debes aparcar. Es la que tiene la señal de calle sin salida. Desde allí solo tienes unos 15 minutos caminando al lugar de la foto.

Sentiero del Cuore
Sentiero del Cuore

Si es verano te recomendamos que tras la caminata te des un buen baño en el lago. Fue lo que hicimos nosotros. También aprovechamos ya para comer temprano en un chiringuito que había cerca del lugar en el que nos bañamos. Queríamos aprovechar bien la tarde.

Rocca Calascio y Santo Stefano de Sessanio

Para la tarde decidimos ir a conocer Rocca Calascio y Santo Stefano de Sessanio, dos pueblos que están muy cerca el uno del otro. En el segundo hicimos noche en un lugar encantador.

Rocca Calsacio

Rocca Calsacio es un pueblo medieval en el que hay un castillo que está en lo más alto de una montaña. El tráfico desde Calascio está restringido. Debes aparcar allí y subir al pueblo en unos autobuses que cuestan 3€ ida y vuelta o en su defecto caminar los tres kilómetros.

Rocca Calsacio
Ermita en la parte alta de Rocca Calsacio

Nosotros decidimos subir en autobús y bajar dando un paseo, por un camino que hay al efecto. Tardamos media hora en bajar y además de esta forma solo pagamos 2€ de autobús. Para tomar el bus deber seguir las señales del info point, donde compras los tickets y dejas tu coche. En total empleamos algo más de dos horas para visitarlo todo.

Las vistas desde el castillo son espectaculares, hay una pequeña ermita en medio de toda la inmensidad que se ve allí que es muy fotogénica. El pueblo aun lo están restaurando pero tiene bastante potencial. Tiene pinta de que el turismo está creciendo bastante por la zona.

Santo Stéfano de Sessanio

Santo Stéfano de Sessanio está a tan solo 5 kilómetros de Calsacio y es bastante similar. Un pueblo tranquilo en la montaña con casas de piedra bastante cuidadas y que resulta ideal para relajarte unos días.

Nosotros fuimos allí porque decidimos quedarnos a dormir en La Locanda Sul Lago. Es un pequeño hotelito rural con mucho encanto que además tiene un restaurante, especializado en la gastronomía de la zona, en el que se come muy bien. Una de nuestras mejores cenas en Italia y probablemente la mejor a relación calidad – precio.

La Locanda sul Lago
La Locanda sul Lago

No dejes de tomarte un spritz fuera antes de cenar. Hasta hacía algo de frío en pleno agosoto!!

Día 4. Campo Imperatore

Si tienes un cuarto día para estar por la zona te recomendamos que lo pases haciendo senderismo por Campo Imperatore. Es un lugar idílico en el que se han rodado bastantes películas y en donde incluso estuvo encarcelado Benito Mussolini desde su caída del poder hasta ser liberado por los alemanes un mes después.

visitar Campo Imperatore
Campo Imperatore

En la actualidad hay una estación de esquí, famosa ya que está a tan solo hora y media de Roma. El lugar también es conocido en el mundo del ciclismo ya que ha sido en varias ocasiones final de etapa en el Giro de Italia. El gran Marco Pantani ganó en 1999, año en el que también logró el record de tiempo empleado en la ascensión.

Si vas con tiempo y te quieres quedar a dormir por la zona hay unos aparcamientos idílicos en los que podrás dormir en autocaravana o furgoneta medio de la inmensidad de la meseta.

Posts Relacionados

Te dejo los posts del blog que están más estrechamente relacionados con el que acabas de leer.

Asegurados con IATI desde el año 2012

En el siguiente enlace te explicamos por qué deberías ir siempre asegurad@ si sales de tu país. Además te ofrecemos un 5% de descuento en tu seguro de viajes IATI.

Share on facebook
Facebook
Share on pinterest
Pinterest
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

¿Sigues preparando tu viaje? Te ayudamos:

8 comentarios en “Ruta de tres días por Abruzzo, entra en la Italia más desconocida”

  1. No conocemos esta zona de Italia y tiene muy buena pinta, por las fotos parece que está muy tranquila y no está concurrida, lo que le da un punto extra para visitarla.

    La cena en un Trabocco me llama, os haremos caso y reservaremos con tiempo 😀

    Un saludo.

    Responder
  2. Salvo por Roma y Venecia, poco conocemos de Italia, pero esta ruta nos ha encantado. Y nos parece muy buena idea hacerla en coche, porque te da mucha libertad para parar a tu antojo en las ciudades que quieras y echar más o menos tiempo en cada lugar.

    Saludos.

    Responder
  3. Bueno! Me ha encantado el post y es que ya sabéis que soy un enamorado de Italia. Eso sí, desconozco la región de Abruzzo, pero la tengo pendiente. Este post me servirá de referencia! Gracias por el consejo de reservar en los trabucco porque debe ser una experiencia única comer en uno de ellos!

    Un post genial chicos! un beso!

    Responder
  4. Cuando viaja por sitios poco comunes, se suele encontrar auténticas maravillas y con la ventaja de que estos lugares no están masificados y se pueden disfrutar mucho más.
    Gracias por el artículo, muy interesante.

    Responder

Deja un comentario

Al usar este formulario aceptas nuestra política de privacidad y accedes al almacenamiento y gestión de tus datos por parte de esta web aunque en este caso no hacemos nada con ellos.

el viaje me hizo a mi logotipo

¡Llévate nuestro E-book con los mejores 13 consejos para viajar en pareja!