Qué ver en la Comunidad Valenciana

La Comunidad Valenciana recibe a miles de turistas cada temporada, gracias a su extensa costa bañada por el Mediterráneo y a unas temperaturas suaves durante todo el año. Tiene una gran zona de costa con playas muy chulas, pero también grandes espacios naturales y pueblos históricos. Son famosos sus campos de naranjas y por supuesto los arrozales de donde viene originariamente la famosa paella.

Te cuento qué ver en la Comunidad Valenciana, tras mostrarte los posts de la zona que tenemos en el blog.

La región está formada por las provincias de Alicante, Castellón y Valencia. Curiosamente, ha cambiado varias veces de nombre a lo largo de la historia. Antiguamente era el Reino de Valencia, luego pasó a llamarse Región Valenciana, después País Valenciano y por último Comunidad Valenciana.

Qué Visitar en la Comunidad Valenciana

No suele relacionarse la Comunidad Valenciana con bosques o lugares de montaña, pero la verdad es que además de playas y ciudades de costa, Valencia tiene grandes espacios verdes dignos de una visita. Os contamos cuáles son nuestros rincones favoritos, incluyendo ciudades, entornos naturales y playas.

Valencia Capital

Nuestra parte favorita de la ciudad es el barrio del Carmen, que está en el centro histórico de la capital. No os perdáis la plaza de la Virgen y el conjunto catedralicio. Recomendamos subir a las Torres de Serrano y de Quart para tener unas vistas panorámicas de la ciudad.

Es parada obligatoria también la Ciudad de las Artes y las Ciencias y el Oceanográfico de Valencia, que son ya un símbolo de la ciudad. Están situadas fuera del centro, pero vale la pena acercarse y pasear un rato por la zona para ver las impresionantes estructuras de acero. 

Destinos de costa

Peñíscola es una ciudad que nos sorprendió gratamente. Pensábamos que sería la típica ciudad turística de playa, estilo Benidorm, pero tiene un centro histórico medieval con un castillo encantador. Además está situada en una especie de península rocosa y gracias a ello tiene unos acantilados espectaculares.

Otra ciudad de la costa valenciana que nos conquistó fue Calpe. La joya de la ciudad es el Peñón de Ifach, que se sitúa en lo alto de una colina. Se puede hacer una excursión hasta el peñón y contemplar la ciudad desde las alturas. También recomendamos los Baños de la Reina, que son unos antiguos yacimientos romanos que ahora se usan como piscinas con aguas cristalinas.

Alboraya es el lugar de nacimiento de la horchata y aún hoy en día puedes encontrar muchos campos de chufa. Si vas en busca de la mejor horchata de Valencia te recomendamos sin lugar a dudas la horchatería histórica Daniel. También cuenta con la playa de la Patacona, que está un poco más alejada y es perfecta para un día de relax. 

Pueblos y ciudades

Uno de los pueblos que más nos gustaron de la provincia de Valencia fue Xàtiva. Tiene una muralla muy bien conservada y un castillo que vale la pena visitar. Es recomendable aprovechar aquí para probar el típico plato de la zona, el “arròs al forn”, que es menos conocido que la paella pero igual de delicioso.

Otra fortaleza interesante la vimos en la ciudad de Castell de Guadalest en la provincia de Alicante. Está situada en un peñasco a casi 600 metros de altura y es la guinda del pastel del encantador pueblo, con callejuelas empinadas y rodeado por las sierras de Aitana y Serrella.

Para ver algo diferente recomendamos la Isla de Tabarca. Es la única isla de la Comunidad Valenciana y se encuentra frente a Alicante. No solo tiene unas magníficas playas, ya que las aguas son Reserva Marina del Mediterráneo por su calidad y su fauna y flora, sino que también tiene un pueblo histórico con una muralla que lo enmarca. Es interesante además porque antiguamente los piratas usaban la isla como refugio.

Entornos naturales

Para una escapada de senderismo es perfecto el Parque Natural de la Sierra de Espadán, en Castellón. Es un macizo con barrancos, fuentes y bosques de alcornoques. No dejes de visitar el pueblo de Chóvar y los embalses árabes de la zona.

La montaña más alta de Castellón sin embargo está en Penyagolosa. Se puede subir hasta el pico más alto y en días claros es posible ver las sierras de la Marina, el Montgó e incluso las islas Columbretes y el Delta del Ebro.

Otra visita muy recomendable es La Albufera, un parque natural que es el lugar de nacimiento de la paella. Se pueden ver arrozales históricos y encontrar restaurantes donde aún se cocina a leña la paella. Además tiene dunas, playas desiertas y un gran lago por el que se puede dar un paseo en barca.

Fiestas de la Comunidad Valenciana

Hablar de la Comunidad Valenciana es hablar de Fallas. Las fiestas, que se celebran del 15 al 19 de marzo, son famosas en la ciudad de Valencia aunque también se festejan en otras poblaciones. Durante estos días se exhiben en diferentes puntos de la ciudad grandes esculturas satíricas de madera. Todas compiten por el primer premio del concurso y al final de las fiestas son quemadas en la Nit de la Cremà. A todo esto se le suman espectáculos pirotécnicos, música y mucha fiesta.

Otra tradición de esta tierra, que llama mucho la atención sobre todo en el extranjero, es la fiesta de la Tomatina. Se celebra en la población de Buñol el último miércoles de agosto. Los protagonistas son los tomates, que vuelan por los aires en millares durante una batalla campal en la plaza del pueblo.

Gastronomía

La paella es sin lugar a dudas el plato icónico de la gastronomía valenciana. Y gracias a su popularidad incluso en el extranjero, es también un símbolo de España en su conjunto. Se trata de un plato de origen humilde, con base de arroz y originalmente con pollo, pato, conejo y caracoles. Aunque hoy en día proliferan sus versiones con marisco o carne y verduras.

Otro símbolo de la comunidad son las naranjas y los cítricos en general. Por toda Valencia hay grandes campos de naranjos que dibujan y dan color al paisaje. La mayoría son de variedades dulces que se usan para hacer zumo.

consejos viajar pareja

¡Llévate nuestro E-book con los mejores 13 consejos para viajar en pareja!