Qué ver en Austria

Viajar a Austria es muy fácil porque por su situación en el centro de Europa puedes llegar a este país de diferentes formas. Muchas ciudades europeas se conectan directamente con el país alpino así que puedes llegar tanto por bus como por tren muy fácilmente.

Antes de nada puedes ver los posts de Austria que tenemos en el blog. A continuación en esta entrada te cuento qué ver en Austria, un país que engloba tanto la majestuosidad del imperio austrohúngaro como la belleza de sus Alpes. Por esa razón, te recomiendo que no solo te quedes en la capital y conozcas ambos aspectos de Austria.

Desde España es más fácil llegar a Austria en avión ya que las principales aerolíneas low cost te pueden llevar fácilmente allí. Si vas desde alguno de los países que rodean a Austria seguramente sea mejor el tren ya que está en el medio de todo por lo que todo el país está muy bien conectado con el resto de Europa por tren. 

Viena

Si la bebida más concurrente de Alemania es la cerveza, Austria y sobre todo Viena no se quedan atrás con el café. La cultura cafetera, que está presente en torno a la vida social, es una característica fundamental del pueblo vienés. El tiempo se detiene alrededor de esta bebida caliente. Es una costumbre propia de los locales pasar horas y horas sentados en un café, que data de muchos años atrás.

Es bien sabido que Austria es cuna de numerosos personajes como Freud o Hitler. Cada uno marcó la historia a su manera pero si algo tienen en común estos nombres, además del país de origen, es que tomaron café en el mismo lugar. Estamos hablando del Cafe Central de Viena. Uno de los más bonitos de la ciudad. ¿Te imaginas sentado en el mismo lugar donde cientos de personajes conocidos han tomado café?

La verdad es que Viena es una ciudad muy curiosa que nos llamó mucho la atención. Especialmente por lo verde que está todo y porque dejan montarse al perro en el autobús.

Qué ver en Viena

Es una de las ciudades más caras de Europa, y, la verdad, no podía ser de otra manera. El encanto imperial está versado en jardines, palacios y museos. El Palacio de Schönbrunn, antigua casa de verano de la familia Habsburgo, es una muestra de eso. Parques, laberintos y piscinas en los que el lujo se muestra por doquier. También es una de las ciudades más limpias que hemos visitado.

que ver en Austria

Vista de Viena en un mercadillo de Navidad

La Ópera en Viena es muy atractiva, especialmente para los amantes de la música. Cada día cambia la oferta y algunos asientos rondan los 300 euros. De todas formas si llegas unas horas antes de la función, puede que consigas entradas a 3 euros. No, no nos hemos vuelto locos. La única traba es que son en el gallinero y pasarás todo el rato de pie. Si te duele de tanto estar parado, solo recuerda los más de 200 euros que te estás ahorrando. Seguro se te pasa enseguida. :-)

Viena, como capital cultural, alberga más de cien museos y ni hablar de lugares de interés. El de Albertina es uno de los más importantes del mundo a nivel gráfico con alrededor de un millón de grabados. Allí hay obras de Picasso, Monet, Renoir, Cezanne, Matisse o Miró.

El Barrio Judío, guarda parte de la historia de la época nazi. Se caracteriza por sus angostas calles, monumentos religiosos y una bonita sinagoga, Stadttempel. Su arquitectura es impresionante. La visita guiada te explicará cómo es que este edificio quedó a salvo de ser destruido.

Otras ciudades de Austria

Alpbach, por ejemplo, es un pedacito del esplendor alpino que debes visitar en invierno si te gustan los deportes de nieve. Un típico pueblo del Tirol austríaco rodeado de montañas, casas de madera y muchas flores en los balcones. Después de pasarte todo el día esquiando, tienes que comerte un delicioso strudel mientras observas el pintoresco paisaje.

Salzburgo es la otra cara de Austria. Una joya barroca imprescindible que te recomendamos visitar. La cultura impera en este lugar que se enorgullece de haber visto nacer a Mozart. Pero más allá de la música clásica, edificaciones como el Palacio Mirabell, el castillo mejor conservado de Europa, merecen la atención.

Clima y cuando visitar Austria

Disfrutar de Viena con tranquilidad puede resultar un poco difícil en verano. Nosotros te recomendamos el mes de mayo para conocerla. Aun está funcionando con normalidad, no hay tantos turistas y el clima es bastante agradable. Pero incluso en verano te puede caer un aguacero así que el impermeable debe ir siempre en tu maleta.

Nuestra recomendación es que si te interesa conocer la cultura y las ciudades austríacas, debes viajar a Austria de abril a septiembre. Y si buscas disfrutar de los deportes de invierno ve entre diciembre y marzo. En esos meses también puedes hacer turismo pero los días son muy cortos y además hace bastante frío.

Transporte en Austria

Lo bueno de Austria es que tienes muchas opciones para realizar tu recorrido por el país. Las carreteras son buenas y los desniveles no son tan grandes como podrías pensar en un principio. Para los austriacos es mucho más común trasladarse en transporte público que en coche así que tienes muchas opciones de autobús y de tren.

Estamos hablando de un país con una cultura ecológica muy arraigada, por algo Austria es el que más recicla en el continente europeo. No olvides informarte de bonos y descuentos en tus billetes, hay muchos y para todos los grupos de edad.

Las bicis son buena opción para moverte en muchas ocasiones. Por ejemplo hay un camino perfectamente acondicionado para ir bordeando el Danubio desde Passau hasta Viena. Y si crees que no aguantarás los 300 km de recorrido, el tren y algunos barcos pasan cerca y admiten la bici. Es un recorrido bastante famoso y la media de kilómetros que se suele hacer es de unos 50 por día.

Gastronomía austriaca

La cocina austríaca es una de las más variadas del mundo. El sabor busca siempre ser de alta calidad, con ingredientes locales cuidadosamente seleccionados. En cualquier lugar te encontrarás con alimentos bien preparados. Allí hay poco o nada de comida rápida. Es mejor que dejes las hamburguesas para otro destino, Austria es para comer de verdad. Y ya sabes lo que dice el sabio: barriga llena, corazón contento.

visitar Austria en una semana

Mercado en el centro de Viena

La elaboración de bebidas alcohólicas como vinos o cerveza también es una tradición en el país. En los Heuriger, unos bares tradicionales, el vino que se sirve es de la propia cosecha. Sin duda alguna los viticultores se contentarán cuando pruebes su producto. Y cuando te pregunten si quieres una cerveza pequeña o grande, elige la pequeña. Para ti seguramente será grande igualmente.