Qué ver en Cuenca en un día, la ciudad de los rascacielos medievales

En este post vas a descubrir qué ver en Cuenca en un día, o en un fin de semana si prefieres hacer noche en la Ciudad. Si prefieres dedicarle tres días o más al final del post te proponemos algunas actividades por la provincia.

Visitar Cuenca en invierno sin duda alguna ha sido todo un acierto. La ciudad nos ha sorprendido mucho y para bien. Y sí… Desde luego que el tiempo en Cuenca no ha sido cálido ni mucho menos pero nada que no se solucione con un buen abrigo y con los caldillos que había en casi todos bares que ayudaban al vino a calentarte por dentro.

Cuenca es una ciudad de cuestas. Fue fundada por los árabes en la época de la reconquista por lo que está en una posición fácilmente defendible, concretamente entre dos barrancos que tienen en lo más hondo los ríos Huescar y Jucar. Los árabes lo hicieron bien en este sentido, Alfonso VIII solo fue capaz de conquistarla después de un sitio de 9 meses.

qué ver en cuenca en un día
Calle de Alfonso VIII

La ciudad experimentó un gran crecimiento con la conquista pasando de vivir allí unas 1000 personas en la época de los árabes a 6000 personas unos dos siglos más tarde, impulsada por el comercio de la lana y la fábrica de tapices.

Este desarrollo que experimentó es el motivo de que el espacio que hoy ocupa el centro histórico se quedase pequeño y hubiese que aprovechar cualquier hueco para construir, incluso al lado del barranco lo que da origen a las famosas Casas Colgadas y a los Rascacielos Medievales.

Cuenca en un fin de semana

Cuenca es una ciudad genial para ir a pasar un fin de semana o un puente. No es demasiado grande y en ese tiempo la podrás conocer bastante bien. Nosotros estuvimos allí tres noches y nos dio tiempo de sobra a ver lo más importante de la ciudad.

Por cierto, la noche de Cuenca es muy animada. Estuvimos por una serie de bares y pubs por la zona de la plaza Mayor que nos encantaron. La noche terminó un poco tarde, ya en la parte baja de la ciudad, como podrás ver si lees el post hasta el final y llegas a la sección de bares y restaurantes.

Pero en primer lugar te vamos a mostrar todo lo que tienes qué ver en Cuenca.

Nosotros empezamos por hacer esta visita guiada en la mañana del primer día. Te la recomendamos ya que verás de verdad la ciudad y el hombre que la hace es muy bueno en su trabajo. Si la prefieres sin la entrada a la catedral, te sale tirada de precio.

Si prefieres ir por tu cuenta a continuación verás más o menos el recorrido que hicimos. En este caso no disfrutarás del conocimiento de Jurgen, un holandés que llegó a Cuenca hace 30 años, se enamoró de la ciudad y hoy es probablemente el mejor guía turístico de la misma.

Aquí lo tienes en España Directo.

Cuenca en un día: recorrido por todo el centro histórico

Este es, a grandes rasgos, el recorrido que hicimos nosotros por el centro de Cuenca. Empleamos para ello todo el sábado del fin de semana que estuvimos allí.

Plaza de la Meced

Está muy cerca de la plaza mayor y en ella puedes ver como si tal cosa tres fachadas Barrocas, ya que por allí se entra al Seminario, al Museo de las Ciencias y al Convento de la Meced.

El Seminario es el edificio más grande del centro histórico, aún más que la catedral. En sus 12.000 metros cuadrados solo viven 18 seminaristas por lo que no es de extrañar que hayan hecho una hospedería en su interior. En la fachada se puede ver metralla de la Guerra Civil Española, ten en cuenta que Cuenca fue republicana hasta casi el final de la contienda.

Barrio judío y plaza de Mangana

En Cuenca queda poco del barrio judío, solo algunos restos de la Sinagoga. Callejeando por estas calles hacia la plaza de Mangana puedes ver como esta zona, no difiere en absoluto del resto de la ciudad.

En la plaza de Mangana está la torre con el mismo nombre, dicen que se llama así porque el reloj de la misma siempre “marca lo que le da la gana”. Tras echar a los judíos la zona está abandonada siglos hasta que deciden hacer un parque modernista. En 1998 se decide darle el estilo que tiene ahora pero se empezó a excavar y se encontró de todo… Aljibes, restos árabes, restos cristianos… De esta forma han tardado casi 20 años en dar las obrar por finalizadas.

qué hacer en cuenca
Vista desde la plaza de Mangana

Desde el mirador que hay en esta plaza se ve toda la parte nueva de Cuenca. Si te asomas podrás ver restos de la muralla y muchos edificios curiosos como el mastodóntico palacio de congresos, casi sin estrenar o el Museo Paleontológico, para el que se aprovecharon unas curiosas construcciones en forma de cubo.

Si vas con Jurgen seguro que te explica dónde están los principales barrios de Cuenca como el barrio del castillo, el barrio de San Antón o el barrio de Tiradores. Son los barrios de extramuros del siglo XVI.

Los Rascacielos Medievales

Y llegamos a lo que para mí fue el plato fuerte de Cuenca, los rascacielos medievales a los cuales se conoce con ese nombre porque en esa época fueron probablemente los edificios más altos del mundo, ya que uno de ellos llega a las 10 plantas.

Estos curiosos edificios se construyeron pegados al barranco y ante la escasez de espacio que había en Cuenca para seguir construyendo se terminó por continuar agrandándolos hacia abajo, ya en el mismo barranco, aprovechando la fijación que daba la roca.

rascacielos medievales
Los Rascacielos Medievales de Cuenca

De esta forma si entras a estas casas por su entrada principal que da a la calle Alfonso VIII parece que entras por la planta baja a un edificio de tres o cuatro alturas cuando la realidad es que hacia abajo puede haber cinco o seis niveles más.

Estas casas en un principio eran de una misma familia, pero con el paso de los años se fueron dividiendo por lo que algunas de ellas tienen dos y hasta tres puertas de entrada. Unas para la planta baja y las que subes y otra para la casa de los pisos inferiores normalmente.

casas colgadas de Cuenca
Rascacielos desde la calle Alfonso VIII

Ten en cuenta que en el centro histórico de Cuenca había muchas más casas de las que ves en la actualidad. Se llegó a construir en el mínimo hueco que se encontraba dentro de la muralla, incluso en el medio de la plaza mayor.

Como curiosidad Pio Baroja dijo que Cuenca es la ciudad donde los burros se asoman a las ventanas de las casas. El motivo es que la planta baja por la calle Alfonso VIII se utilizaba normalmente como cuadra y desde el otro lado se podía ver al animal asomado a la ventana de un sexto o séptimo piso.

Paseando por el Barranco hacia las Casas Colgadas

Con la ruta que te planteamos llegarás desde la plaza de Mangana a la calle Alfonso VIII, verás los rascacielos por la parte que son edificios bajos y deberás bajar un poco por la misma calle Alfonso VIII para bordearlos. Una vez que lo hayas hecho llegas a una zona con menos edificios que va bordeando el barranco hasta las Casas Colgadas.

barranco de Cuenca
Puente de San Pablo

Si miras de frente verás un edificio mastodóntico en un hueco que tiene la montaña. Es el Teatro de Cuenca, el cual se edificó donde antaño había una mina de piedra caliza.

El barranco tiene un bonito paseo donde podrás hacerte fotos tanto con los rascacielos de fondo como con el propio barranco. Nosotros tuvimos la suerte de disfrutarlo a pleno sol. Era sol de invierno pero calentaba lo suficiente para no tener frío por lo que fue un rato muy agradable.

Las Casas Colgadas y el Museo de Arte Abstacto

Si hay algo que resulta emblemático de verdad en Cuenca son las Casas Colgadas. Estas edificaciones son quizás el símbolo número 1 de Cuenca y si no estás de acuerdo en eso lo tendrás que estar en que al menos sí que son el lugar más fotografiado y que aparece en más postales.

Casas Colgadas
Casas colgadas desde el Puente de San Pablo

En su interior se encuentra el Museo de Arte Abstracto creado en 1966 por el artista Fernando Zóbel en el que están representados los máximos exponentes del movimiento en España. El artista ya es muy mayor pero continúa al frente y el museo en constante crecimiento.

Puente de San Pablo y Parador de Turismo de Cuenca

Bajando por la calle de las Casas Colgadas llegarás al puente de San Pablo, un antiguo puente de piedra que utilizaban los clérigos del Convento de San Pablo para cruzar hasta la catedral. El puente de piedra se cayó y fue sustituido por el actual que es de hierro.

Si te fijas la primera parte del mismo se ve más endeble ya que se terminó el presupuesto y lo tuvieron que terminar como pudieron. Da un poco de miedo cruzarlo, sobre todo si hace viento.

EXCURSIONES Y SERVICIOS POR Cuenca y sus alrededores

Si ves que te da pereza visitar Cuenca y sus alrededores por tu cuenta en este cuadro puedes ver varias excursiones con guía en español y que cuentan con muy buenas valoraciones.

  1. Excursión a Cuenca desde Madrid
  2. Tren turístico de Cuenca
  3. Tour de bares y restaurantes por Cuenca
  4. Excursión a la Ciudad Encantada
  5. Excursión a Uclés
  6. Excursión a Segóbriga y minas de Lapis Specularis
  7. Ruta de los dinosaurios por Cuenca
  8. Senderismo por la Serranía de Cuenca

Estatua de Alfonso VIII en combate

Te encontrarás la Estatúa de Alfonso VIII en combate camino de la Catedral desde el puente de San Pablo. La estatua no es nada del otro mundo pero resulta curiosa porque contiene varios errores históricos.

Por ejemplo al rey se le ve bastante mayor, un hombre de 40 o 50 años cuando entró en cuenca con solo 21. Por otro lado el caballo está con una pata en pie lo que indicaría que el rey murió en un lecho por heridas de combate, cuando este monarca falleció por unas fiebres.

La Catedral de Cuenca

Como en otras muchas ciudades se empezó a construir tras la conquista en el lugar en el que se levantaba la antigua mezquita musulmana que había sido derruida previamente. Es la primera catedral gótica de España ya que se empezó a construir en el Siglo XII. En el Siglo XV se amplió con una girola y la mayoría de la decoración actual es renacentista, del Siglo XVI.

Catedral de Cuenca
Catedral de Cuenca

Lo curioso de la historia de este edificio es que la torre se cayó en 1902, vino un arquitecto para arreglarla y de buenas a primeras decidió cambiar también la fachada. No llegó a terminarse nunca porque se terminó el presupuesto, por eso tiene este aspecto tan particular.  

Por dentro es muy amplia, tiene varias capillas y una sacristía visitables y desde un patio trasero se ve una muy buena vista del barranco. Las vidrieras son muy curiosas, se diseñaron hace unos años con la colaboración del Museo de Arte Abstracto. ¿Se te ocurre por qué las llaman las Vidrieras Freixenet?

interior de la catedral
Interior de la Catedral de Cuenca

La parte alta de Cuenca

Continuamos explicándote qué ver en Cuenca en un día con la parte alta de la ciudad. La visita guiada que te hemos propuesto hacer terminaría aquí, ahora solo te faltará por visitar la parte alta de Cuenca. Desde la Catedral puedes subir por la calle san Pedro o por la bonita calle de atrás que se llama Julián Romero donde te encontrarás el curioso Cristo del Pasadizo.

En la parte alta de la ciudad verás los restos del castillo y de la muralla y varios miradores desde los que podrás ver muy buenas vistas de las hoces del Júcar y del Huécar. En verano cuando los días son más largos y el clima acompaña esta parte alta es genial para tomarte unas cañas al atardecer con unas vistas de ensueño.

atardecer en Cuenca
Vista desde la parte alta de Cuenca

Hay una visita guiada nocturna que gestiona la misma empresa que la te hemos propuesto para hacer por la mañana y que te lleva por toda esta parte alta de Cuenca. Nosotros no la hicimos pero en la nuestra venían varias personas que la habían hecho la noche anterior y estaban encantadas.

Dormir en Cuenca

Por lo que pudimos ver la oferta de alojamiento en Cuenca es amplia y por el casco histórico abunda el alojamiento de calidad. Te dejamos este enlace para que tú mismo puedas reservar tu alojamiento.

Nosotros nos quedamos a dormir en casa de nuestro amigo Alberto que vive en la casa que está justo a la izquierda de la catedral. La verdad es que es un verdadero lujo haberse alojado allí, en pleno centro de Cuenca.

dormir en Cuenca
La casa de Alberto 🙂

Nuestro colega nos dijo que en los últimos años hay muchos turistas todos los fines de semana del año por lo que creo que lo mejor reservar con antelación. Si no estás seguro elige un alojamiento con cancelación gratuita.

Bares y Restaurantes de Cuenca

En este sentido estuvimos de suerte ya que nuestro amigo Alberto, conquense de pura cepa, fue el cicerone perfecto en este sentido. Estuvimos de cañas, comimos tapas ricas, platos típicos como el morteruelo, fuimos de copas y el último día nos dimos un festín en un restaurante local.

Te dejo un enlace al viaje que hemos creado en Tripadvisor en el que puedes ver todo los sitios en los que estuvimos y las valoraciones que hicimos en su momento de cada establecimiento.

Alrededores de Cuenca

Después de comentarte todo lo que hay que ver en Cuenca le llega el tueno a sus alrededores. La provincia de Cuenca tiene varios lugares interesantes por que sin duda merecen una visita. A nosotros no nos dio tiempo a ir pero como decimos siempre hay que dejar alguna excusa para volver.

alrededores de Cuenca
Una última foto de una bonita casa

Te comentamos por encima los lugares a los que nos dijo Alberto que merecía la pena ir y que guardamos para una próxima visita. Estos son la Ciudad Encantada, el nacimiento del río Cuervo, Ucles, Segóbriga y las minas de Lapis Specularis.

Si no dispones de coche pero te apetece algún plan así para alguno de los días que estarás allí para muchos de ellos hay excursiones.

Y con esto creo que te he explicado todo lo que hay que ver en Cuenca. Si tienes alguna duda nos vemos en los comentarios.

Posts Relacionados

Te dejo los posts del blog que están más estrechamente relacionados con el que acabas de leer.

¿Te preocupa viajar por el COVID-19?

El seguro IATI ESCAPADAS está diseñado para viajar en tiempos de coronavirus. Es ideal para viajar por España y Europa (donde antes muchas personas viajaban sin seguro) ya que sale por unos 50 céntimos de Euro al día y cubre todo lo relacionado con el COVID-19, incluso un hotel para pasar la cuarentena. Tienes un5% de descuento si lo compras desde nuestro blog.

Share on facebook
Facebook
Share on pinterest
Pinterest
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

¿Sigues preparando tu viaje? Te ayudamos:

6 comentarios en «Qué ver en Cuenca en un día, la ciudad de los rascacielos medievales»

  1. Hace tantos años que visité Cuenca, más de 15, que me has hecho recordar, porque había olvidado muchos de sus puntos turísticos.

    De los alrededores sólo fuimos a la Ciudad Encantada y al nacimiento del río Cuervo, por lo que me apunto para cuando vuelva Ucles, Segóbriga y las minas de Lapis Specularis.

    Lo de los rascacielos medievales me recuerda a Edimburgo, donde, también por falta de espacio, en la Edad Media se empezó a construir altos edificios.

    Responder
  2. Hola chicos!!
    Confieso que, aunque la he tenido cerca muchos años, nunca he estado en Cuenca y es la gran deseada en el centro de España. Sabéis si es demasiado complicado llegar desde Madrid en transporte público?
    Ya había visto fotos de las casas colgantes, y me preguntaba cómo habían acabado siendo así… ahora que leo vuestra explicación lo entiendo todo jeje. Sí que es verdaf que para la época tuvo que ser toda una hazaña construir esos edificios.
    La calle Alfonso VIII es preciosa, parece Portugal!
    Un abrazo

    Responder
    • Hola.

      Pues si no has estado te la recomendamos de verdad. Nosotros tampoco es que fuese un lugar que tuviésemos muy en cuenta y nos encantó. Nos pasó como con Segovia…

      Un abrazo

      Responder

Deja un comentario

Al usar este formulario aceptas nuestra política de privacidad y accedes al almacenamiento y gestión de tus datos por parte de esta web aunque en este caso no los cederemos a terceros, solo recibirás algún email.