Tres días en Bagán llegando de madrugada

En nuestro viaje a Myanmar pasamos casi tres días en Bagán. Llegamos en uno de esos autobuses nocturnos que son tan usuales en este país asiático y a una hora muy mala, 4:30 o 5:00 de la mañana. El primer problemilla fue que la estación de autobuses ya no está en Pyinsa Rupa, tal y como aparece en la Guia Lonely de 2013, sino a unos kilómetros. Por ello negociamos un transporte compartido hasta un Guesthouse que llevábamos elegido (no reservado) previamente.

Qué ver en Bagán
Mujeres birmanas esperando el atardecer en Myanmar.

Al ir llegando al destino el conductor nos preguntó lo típico hasta darse cuenta de que no teníamos reserva. Inmediatamente nos intentó llevar a otro sitio a lo que nos negamos. Finalmente nos dejó en el sitio que le pedimos pero no se quería marchar para cobrar su comisión por llevarnos. Lo tuvimos que invitar a irse no muy amablemente porque nos decía que él se llevaba comisión pero que a nosotros nos costaría dormir lo mismo. ¿Te lo crees? Nosotros no.

El Guesthouse en cuestión tenia un precio muy alto por lo que nos fuimos a otro cercano cuyo precio tras el regateo nos pareció más razonable. 12 USD la noche, con desayuno y la primera noche gratis aunque sin desayuno ya que eran casi las 06:00. En Myanmar y en Asia en general puedes llegar a un alojamiento a cualquier hora, despertar al dueño y regatear el precio tranquilamente.

Aquí nos dimos cuenta de un detalle que nos ha servido para ahorrar bastante dinero. Si tu alojamiento sale en la Lonely Planet lo normal es que subas el precio pero si no sale quizás lo tengan que bajar. ¿A donde vamos? Normalmente los alojamientos están concentrados en una zona. Pide que te lleven allí y pregunta precios en varios ya que muchas veces los que no están en la guía son iguales que el de al lado que lo está y mucho más baratos.

La señora que atendía el lugar era muy maja y en 5 minutos nos encasquetó unas bicis y nos dijo que nos duchásemos y nos fuésemos a ver el amanecer. Que teníamos toda la mañana para dormir y que después hacía calor. Como en casi todo en los dos siguientes días que pasamos en Bagán hicimos caso a Mama Show Show como la bautizamos poco después.

Templos de Bagán
Jose con la bici en los Templos de Bagán. Myanmar.

Pasamos los dos días siguientes viendo el amanecer y el atardecer en los templos de Bagán, descansando en las horas centrales del día y paseando por la localidad y los lugares a los que llegamos con nuestras bicis el resto del tiempo. Si quieres ver más detalladamente lo que hicimos y los templos que vimos sigue leyendo.

Anochecer en Bagán
Anochecer en Bagán. El viaje me hizo a mí.

En cuanto a los sitios en donde comimos y cenamos recordamos especialmente el Shwe-ga-su. Está en una calle a la salida de Pyinsa Rupa dirección a los templos en la que hay muchos más restaurantes. Es un sitio en donde puedes comer carne, pescado y verdura a la brasa. Lo reconocerás porque los camareros llevan unas camisetas verdes de la cerveza nacional, la Myanmar.

Visitar los templos de Bagán por tu cuenta

Para visitar los templos de Bagán debes comprar un permiso/entrada. Lo normal es que llegues en el medio de transporte que llegues lo pare un policía y empiece a pedir el dinero a todo el mundo. Cuesta 15USD, 15 EUR o 15.000 Kyats. Si tienes la suerte de que no te paren mejor que mejor pero es posible que te lo soliciten para subir a alguno de los templos en donde se ven los mejores atardeceres.

Inmensidad de Bagán
La inmensidad de Bagán. Myanmar.

En Bagán hace bastante calor por lo que la mayoría de la gente se organiza de la siguiente manera. Es bueno madrugar, incluso merece la pena levantarse de noche para ver el amanecer. Tras visitar unos cuantos templos por la mañana las 11:30 o las 12:00 es buena hora para comer y descansar. En Myanmar se come sobre esa hora. A las 16:00 ya hace menos calor y se puede volver a salir. Es hora de visitar otra zona y buscar un buen sitio para ver el atardecer. Pensamos que cuando nosotros visitamos Myanmar era sobre las 18:00 o 18:30. Tras eso unas cervezas, cena y hasta el día siguiente.

Para desplazarte por Bagán si vas por libre tienes dos opciones. Bicicleta y bicicleta eléctrica. Las motos no están permitidas. Nosotros alquilamos bicis normales pero quizás si volviésemos buscaríamos Mountain Bikes o al menos bicis algo más nuevas. A Jose se le pinchó la bici de paseo por andar por la tierra y al continuar andando pinchado le rompió también la cadena. Tuvimos que andar de vuelta varios kilómetros empujando las bicis.

Hay unas cuantas pagodas más importantes que son las que vienen marcadas en las guías. Nosotros las visitamos casi todas pero no nos gustaron especialmente. En estas pagodas más grandes hay mercadillos con tenderos algo pesados y por dentro no son nada del otro mundo. Merece más la pena pasear y verlas de lejos que entrar en su interior. Lo mejor de Bagán es la inmensidad, la concentración de templos… es una llanura en la que solo ves templos hasta donde te alcanza la vista. De hecho hay más de 4000.

Entrada a una pagoda de Bagán
Entrada a una de las pagodas más grandes de Bagán.

Amanecer y Atardecer en Bagán

Las pagodas que elijas para ver el amanecer y el atardecer ya depende de ti. Aun así hay algunas en las que se ve mejor que en otras tal y como puedes suponer. Nosotros estuvimos dos días tal y como te contamos en nuestro post de dos días en Bagán. De los sitios en los que vimos el amanecer y el atardecer nos quedamos con los siguientes.

Para el amanecer sin duda la Raya-nga-zu Pagoda. No es muy grande, se encuentra enfrente de la mas conocida U-pali-thein. La encontrarás por la carretera que va desde Nyaung-U a Bagán a la izquierda, mas o menos a la mitad del camino. En esta pagoda pudimos ver el amanecer solos. Para subir a la misma debes de buscar en su interior unos huecos en los que nacen escaleras. Es necesaria una linterna.

Amanecer en Bagán
Amanecer en Bagán. Myanmar

Para el atardecer fuimos a las dos de las pagodas que el Gobierno tiene programadas para ello. La Shwe-san-daw Pagoda y la Pya-Tha-da Pagoda. En ambas había bastante gente. La primera es más incómoda pero desde ella se ven los templos más grandes que se iluminan por la noche. La segunda es más alta y tiene una especie de terraza por lo que es muy cómoda. Presenta el problema de que había muchísima gente. En el atardecer si quieres un buen sitio en la pagoda debes llegar con tiempo. Nosotros fuimos en julio que es temporada baja y había bastante gente.

Te dejamos una guía para recorrer los templos de Bagán bastante completa.

Pregunta en tu alojamiento. Te aconsejarán encantados y además seguramente te ofrezcan comprar un mapa. Merece mucho la pena no por miedo a perderte sino por saber el nombre de la pagoda en la que te encuentras y en cuales te puedes subir. Muchas están cerradas.

Posts Relacionados

Te dejo los posts del blog que están más estrechamente relacionados con el que acabas de leer.

Asegurados con IATI desde el año 2012

En el siguiente enlace te explicamos por qué deberías ir siempre asegurad@ si sales de tu país. Además te ofrecemos un 5% de descuento en tu seguro de viajes IATI.

Share on facebook
Facebook
Share on pinterest
Pinterest
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

¿Sigues preparando tu viaje? Te ayudamos:

3 comentarios en “Tres días en Bagán llegando de madrugada”

  1. Hola chicos, leyendo y tomando notas de vuestras aventuras!!!! Llegamos a Myanmar en Juio, que ganas ya… El tema de los alojamientos es lo que menos nos gusta $$$ Os acordaos del nombre del guesthouse en donde os alojasteis en Bagan????? Muchas gracias ya seguir así!!!!

    Responder

Deja un comentario

Al usar este formulario aceptas nuestra política de privacidad y accedes al almacenamiento y gestión de tus datos por parte de esta web aunque en este caso no hacemos nada con ellos.

consejos viajar pareja

¡Llévate nuestro E-book con los mejores 13 consejos para viajar en pareja!