Cómo hacer un tramo de la Ruta Nakasendo en un día

La Ruta Nakasendo unía Edo (Tokio) con Kioto por el valle de Kiso y era el camino comercial más importante de Japón. En la ruta había 69 paradas o estaciones intermedias donde se hacían intercambios comerciales y podías comer y dormir. Hoy muchos tramos de esta antigua ruta, están señalizados para hacer trekkings. El más conocido es el que une las localidades de Magome y Tsumago, un tramo de 7,3 kilómetros que es perfecto para conocer de primera mano el mundo rural de Japón. ¿A que te apetece un poquito de campo en tu ruta por Japón?

la ruta Nakasendo
Jose caminando por la Ruta Nakasendo

La Ruta Nakasendo se suele hacer en el sentido que te proponemos porque de esta forma comienzas subiendo 2 km para luego bajar 5 y se hace menos duro. Para volver a Magome puedes tomar un autobús. Sigue leyendo que te contamos con detalle cómo hacer la Ruta Nakasendo en un día durmiendo en un ryokan, el alojamiento tradicional japonés, de forma que optimices tus días en Japón al máximo. Te adelanto que es una caminata muy chula, nosotros la encuadramos en una ruta de 5 días por los alpes japoneses.

Magome, inicio de la Ruta Nakasendo

Te recomendamos que duermas en Magome la noche anterior para empezar la Ruta Nakasendo temprano. Nosotros llegamos poco después de comer para tener tiempo a visitar el pueblo. Fue justo a tiempo porque sobre las 17:30 cierra todo y la cena en los ryokan se sirve a las 18:00.

Magome es un pueblo pequeño y tranquilo, en la parte baja encontrarás servicios como la gasolinera, estación y supermercados. Todos ellos alrededor de una plaza desde donde también parte una calle bastante empinada que te llama a gritos. Ya desde abajo se ven edificaciones tradicionales japonesas a cada lado y como está perfectamente empedrada y con los cables soterrados. Es la calle más bonita que vimos en Japón.

Antes de continuar te quiero recordar la necesidad de viajar a Japón con un buen seguro de viaje. En este post puedes ver todo lo que debes tener en cuenta para contratar un seguro de viaje a Japón. Tenlo en cuenta;no merece la pena arriesgarte a viajar sin seguro.

Visitar la calle de Magome
Calle principal de Magome

Por esa calle sale de Magome la Ruta Nakasendo y en ella se concentran la mayoría de restaurantes, alojamientos, pequeños museos y tiendas chulas. Todos están en edificaciones bien cuidadas que hacen que te sumerjas brevemente en el periodo Edo. Para visitar Magome necesitarás dos o tres horas, dependiendo si quieres entrar en algún museo.Nosotros le dimos otro paseo al día siguiente.

Comienza por subir por la calle principal hasta un bonito mirador que hay en la parte alta del pueblo y te irás encontrando a cada lado de la calle todo lo interesante. Hay tres museos:

  • Museo de Shimazaki Toson, un escritor nacido en la localidad,
  • El museo Wakihonjin que expone la historia de Magome.
  • El museo Shimizuya Shiryokan, donde hay muchos artilugios tradicionales.
Mirador de Magome
Gloria con nuestro coche en el mirador de Magome

Ruta Nakasendo

Para comenzar la Ruta Nakasendo  entre Magome y Tsumago solo debes subir por la calle principal, llegar al mirador e ir siguiendo las señales. Te llevará unas 2 o 3 horas y para volver tienes hasta 5 autobuses al día, el último de ellos sobre las 16:00. Cuesta 600 ¥ y lo mejor es preguntar los horarios exactos en el alojamiento.

señalización de la Ruta Nakasendo
Señalización de la Ruta Nakasendo

Si te decides por dormir en un ryokan te harán madrugar, a nosotros nos dieron el desayuno a las 07:30 lo que va muy bien para empezar a andar pronto. En nuestro caso salimos de Magome a las 09:00 y llegamos a Tsumago sobre las 12:00, con lo que le dimos una vuelta al pueblo y pudimos coger el autobús de las 12:45 para volver a Magome.

Los 7,2 km de ruta no son duros, hay algún desnivel pero la mayoría es en bajada. Desde luego es una opción en la que casi cualquier persona puede caminar un poco y sumergirse en el rural de Japón.

Desarrollo de la Ruta Nakasendo

Siguiendo las señales te encontrarás tramos que pasan entre pequeñas aldeas de varias casas y también verás algunas granjas. Otros discurren por bosques, principalmente de cipreses y castaños. Pero a nosotros lo que más nos llamó la atención fue un bosque de bambú.

casa entre Magome y Tsumago
Casa entre Magome y Tsumago

Más o menos a mitad de camino te encontrarás a mano izquierda una casa de campo tradicional que está musealizada y en la que te invitan a tomar el té, eso sí a cambio de una pequeña donación. El hombre que la atiende tiene ganas de hablar y chapurrea inglés, aprovecha que no es lo habitual. Desde este lugar a Tsumago todo el camino es ya bajando, puedes hacer un desvío de unos 30 minutos para visitar dos cascadas.

Durante todo el camino nos llamaron bastante la atención unas campanas que en teoría ahuyentan a los osos. Parece bastante improbable que esto sea así pero es una turistada graciosa. Yo me animé a tocar casi todas…

Llegada a Tsumago y vuelta al punto de partida

Este segundo pueblo tiene una parte antigua algo más grande que la de Magome pero no está tan bien cuidado. En Tsumago tienes dos o tres calles por las que caminar y en las que te encontrarás el Templo Kotokuji y el Museo de Nagiso, entre otros lugares.

visitar Tsumago
calles de Tsumago

Lo que más nos llamó la atención en Tsumago fueron la cantidad de tiendas en las que puedes comprar artesanía, aunque nos parecieron bastante caras. Por ejemplo José tenía el capricho de un barreño de madera de los que se usan en los onsen pero se iba a 4000 ¥ y eso son casi casi 40 €.

Por cierto, la estación de autobuses desde donde volverás a Magome está justo al final del pueblo por lo que la puedes visitar sin problemas, simplemente caminando hacia delante.

Autobús de Tsumago a Magome
Gloria en el autobús de Tsumago a Magome

Dónde comer tras hacer la Ruta Nakasendo

Tras hacer la Ruta Nakasendo decidimos volver en autobús a Magome y comer allí. Seguimos la recomendación del hombre de la casa que encontramos a mitad de camino y la verdad es que fue todo un acierto.

En el restaurante Haginoya puedes comer por 2000 ¥ un set de cinco platos de comida japonesa que te sacia muy bien después de la caminata. Un lugar muy recomendable, con una distribución muy curiosa con salas privadas.

Dónde dormir por la zona,

Durante tu viaje por Japón debes probar a dormir en un ryokan y esta zona de la Ruta Nakasendo es de las mejores de Japón para hacerlo, especialmente por precio. El ryokan es un capricho que te debes dar al menos una vez durante tu viaje a Japón.

dormir en un ryokan en la ruta Nakasendo
Nuestra habitación en el ryokan

Nosotros miramos bastante bien este tema y nos decidimos a dormir en Magome para caminar por la mañana. Una vez decidido esto nos llamó la atención el Tajimaya, un establecimiento en la calle principal de Magome con parking y donde te ofrecen cena, alojamiento y desayuno. Tenía los mejores comentarios y un precio de los bajos en la zona así que no nos lo pensamos. Y te digo que fue todo un acierto, puedes mirarlo bien y reservarlo en este enlace.

Nuestra experiencia en el ryokan

Nosotros hicimos el Check-in a las 16:00 por lo que nos dio tiempo a dar una vuelta por el pueblo. Nos pusieron la cena a las 18:00 y tras cenar nos fuimos al onsen a darnos un baño y relajarnos. Por la mañana nos vinieron a despertar y ya teníamos el desayuno en el comedor. Además tienes tu yukata para moverte por el alojamiento y como puedes ver en las fotos la habitación era totalmente tradicional, vamos de 10. De hecho estábamos tan a gusto que hasta nos animamos a pedir una botella de saque durante la cena.

Cenando en el Ryokan

Al día siguiente nos permitieron dejar el coche en el parking toda la mañana. Eran muy amables por lo que creo que tampoco tendrán problema alguno en guardarte la maleta o la mochila hasta que vuelvas de hacer la Ruta Nakasendo. Si no en la oficina de turismo vimos unas taquillas y además hay un servicio que te las lleva a Tsumago que te puede interesar.

Dormir allí una segunda noche solo para hacer la Ruta Nakasendo no lo vemos necesario, en un viaje a Japón no solemos llevar demasiado tiempo y en 24 horas se queda todo visto. En nuestro caso seguimos nuestra ruta por los Alpes Japoneses hacia Matsumoto donde hicimos noche para visitar el castillo al día siguiente.

Posts Relacionados

Te dejo los posts del blog que están más estrechamente relacionados con el que acabas de leer.

Asegurados con IATI desde el año 2012

En el siguiente enlace te explicamos por qué deberías ir siempre asegurad@ si sales de tu país. Además te ofrecemos un 5% de descuento en tu seguro de viajes IATI.

Share on facebook
Facebook
Share on pinterest
Pinterest
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

¿Sigues preparando tu viaje? Te ayudamos:

Deja un comentario

Al usar este formulario aceptas nuestra política de privacidad y accedes al almacenamiento y gestión de tus datos por parte de esta web aunque en este caso no hacemos nada con ellos.