Sarajevo, o la última herida abierta de Europa

Hoy tenemos el gusto de presentarte a Let y Pablo del blog Aprendizaje Viajero. Ellos se definen como dos curiosos insaciables, dos recolectores de historias y vividores de anécdotas intrépidas a la vuelta de cada esquina. 

El es de Salamanca y ella cántabra y en su blog, bastante orientado al low cost, nos hablan de los lugares que han visitado y además ofrecen bastantes tips para ahorrar dinero a la hora de viajar. Sin más te dejamos con ellos para que hablen de Sarajevo, una ciudad que tenemos muchas ganas de conocer en primera persona.

***************

Hace poco que volvimos de una ruta larga por los Balcanes, donde quedamos absolutamente enamorados de especialmente un país, Bosnia.

Su historia, su paisaje, su gastronomía, y sobre todo su gente fue lo que más nos impresionó de éste pequeño país ensangrentado. Sarajevo, su capital, fue el ombligo de un conflicto bélico que enfrentó a distintas etnias dentro de un mismo territorio. Pero para saber qué ver en Sarajevo, es importante conocer su historia:

Mezquita por el centro de Sarajevo. El viaje me hizo a mi
Mezquita por el centro de Sarajevo

La guerra de Bosnia (1992 – 1995)

A la gente le dices «Bosnia» y todo aquél que tenga más de 30 años te asociará al país con la guerra. Y es cierto, Bosnia sufrió una de las peores guerras del siglo XX y muchas de las heridas están todavía abiertas.

Todo empezó con Yugoslavia, un mejunje de países y culturas improvisado tras la Segunda Guerra Mundial. Se anexionaron Eslovenia, Croacia, Serbia, Macedonia, Montenegro y Bosnia y Herzegovina. Hablamos de mejunje porque se juntaron ortodoxos con cristianos con judíos, viviendo pared con pared y compartiendo un presente que no iba de la mano del pasado.

El concepto de Yugoslavia gustaba a unos, principalmente Serbios, que querían desarrollar la idea de la Gran Serbia tras la muerte del dictador Tito, en 1980. Esta Gran Serbia buscaba el nacionalismo de una zona bajo la doctrina de una etnia, los ortodoxos. Este proyecto se sostenía muy débilmente, puesto que muchos territorios no se veían identificados con éste fin, y poco a poco buscaron desanexionarse.

Monumento en el centro de Sarajevo
Monumento en el centro de Sarajevo

 

Primero fue Eslovenia, en 1991 tras sólo 10 días de guerra. Se hizo fácil porque en Eslovenia no había tanta diversidad, y consiguieron la independencia sin apenas oposición.

Pero poco después, e imitando a sus vecinos, Croacia buscó lo mismo. Milosevic, líder nacionalista Serbio con el capricho de la Gran Serbia entre ceja y ceja se opuso. Entonces llegaron las armas. 

Una guerra sangrienta que se intensificó aún más cuando nuestro protagonista, Bosnia, decidió declararse independiente en 1992 tras la objeción ortodoxa. Éstos últimos buscaron la solución: Dividir el país en dos partes «iguales» (51% para unos y 49% para otros) con el fin de que cada uno viviese a sus anchas.

Como sabes, no fue así.

Y estalló la Guerra en Sarajevo

Sarajevo fue el foco principal de la guerra tras el sitio por parte del gobierno (Serbios buscando la retención de Bosnia). Desde 1992 hasta 1995 Sarajevo estuvo sitiada, con las entradas cortadas completamente, y bajo la amenaza de cientos de francotiradores.

La capital bosnia está situada en el fondo de un valle, y rodeada casi en su totalidad por montes muy muy próximos a la ciudad. Es en esos montes donde se establecieron los militares, que contaban con una vista privilegiada de las calles. Además, contaban con el equipo armamentístico: tanques, rifles, granadas, etc…

La ciudad resistió de forma heroica, y aguantaron las emboscadas pese a la nula participación de la ONU en el conflicto hasta 1995.

Fin de la Guerra

Muchos dicen que la Guerra de Bosnia terminó con el ataque serbio a Srebrenica, donde murieron aproximadamente unas 8.000 personas. Tras esta masacre, Bill Clinton decidió poner sus cartas encima de la mesa (y militares en Bosnia) para zanjar de una vez por todas el conflicto armado,

 

Pero el conficto se zanjó bélicamente, aunque no políticamente, puesto que se confirmó la República de Srpska, ese 49% del país que quedó a manos de los serbios. De esta manera, se recompensó a los que iniciaron la guerra, y separó ya de por vida a un país que estaba dividido de por sí.

Ahora cada parte del país tiene su propio cuerpo de policía, sus propio sistema de Correos, y hasta su alfabeto (cirílico).

Un fin de semana en Sarajevo

Con un fin de semana podrás ver las zonas más importantes de ésta capital que aún a día de hoy sigue respirando fuerte. Pero antes…

¿Cómo llegar a Sarajevo?

Como habrás comprobado, no hay vuelos directos low-cost desde España, por lo que probablemente necesitaréis o bien hacer escala en algún país vecino, o bien volar a Dubrovnik y subir por la N-73 desde ahí. 

Además de esa forma podrá visitar Mostar y acompañarás el río Neretva por una de las carreteras más espectaculares de Europa. Para un fin de semana lo mejor será conocer el centro histórico de la ciudad.

Baščaršija 

Es el centro del centro. Una fuente que veréis representada en cada postal, y que sirve como lugar de encuentro de todas las palomas que vuelan por los Balcanes. Eso parece la Mecca, en serio.

Baščaršija  un día soleado. El viaje me hizo a mi
Baščaršija  un día soleado

Por toda esta zona veréis un bazar con miles (y cuando decimos miles es literalmente miles) de souvenirs. Y de lo más atípico! Además de muchísimos restaurantes donde comer una de las delicias de la comida balcánica: el Cevapi. No os diremos lo que es, sólo os diremos que está buenísimo, y que por 3€ te puedes llenar. El Burek también está delicioso.

Puente Latino

Este puente es muy famoso porque allí asesinaron al archiduque Francisco Fernando, hecho que desencadenó en la Primera Guerra Mundial.

Puente Latino. El viaje me hizo a mi
Puente Latino

Debes estar atento porque la ciudad está llena de puentes y es probable que pases de largo sin fijarte en la chapita que reconoce el lugar.

Para los amantes de la historia, es una parada obligada. Además, está muy muy en el centro, y probablemente pases varias veces por él, así que abre los ojos, e interioriza lo que representa.

Sarajevo 84 (o sus restos)

La ciudad de Sarajevo estaba en auge en 1984, ya que allí se celebraron las olimpiadas de invierno. Tras la Guerra de Bosnia todo se vino abajo, pero aún quedan retales esparcidos por la ciudad, como unas antiguas pistas de bobsleigh por las que puedes ir caminando.

Es una oportunidad única, y además tendrás unas vistas espectaculares de la ciudad entera. Desde arriba comprenderás la facilidad que tenía el ejército serbio para vigilar todo lo que sucedía en en centro de la ciudad.

Sarajevo es una ciudad que no podemos dejar de recomendarte. Hace nada que nos despedimos de ella y ya tenemos ganas de volver a verla. Nos encantó porque lo tiene todo, puedes estar caminando por una avenida con toques comunistas, inmediatamente después cruzar por una calle que parece estar sacar del centro de Viena y acto seguido perderte en un bazar loquísimo propio de Estambul.

Zeljo 2. El viaje me hizo a mi
Restaurante Zeljo 2

Además, la gente es amabilísima, y te ayudarán en cualquier momento ante la mínima duda. Es verdad que el inglés no lo manejan a la perfección, pero ahí reside también la diversión de viajar.

Con esto nos despedimos no sin antes agradecer a Gloria y Jose por abrirnos las puertas de El Viaje me hizo a mí. Ha sido todo un placer poder dejar nuestro granito de arena, y os esperamos en Aprendizaje Viajero siempre que queráis.

Posts Relacionados

Te dejo los posts del blog que están más estrechamente relacionados con el que acabas de leer.

Asegurados con IATI desde el año 2012

En el siguiente enlace te explicamos por qué deberías ir siempre asegurad@ si sales de tu país. Además te ofrecemos un 5% de descuento en tu seguro de viajes IATI.

Share on facebook
Facebook
Share on pinterest
Pinterest
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

¿Sigues preparando tu viaje? Te ayudamos:

10 comentarios en “Sarajevo, o la última herida abierta de Europa”

  1. Es cierto lo que decís: nosotros, que ya pasamos la treintena, hemos pensado en «guerra» al leer el título del post. Suponemos que fueron muchos meses oyéndolo en el telediario lo que ha hecho fijar esa unión Bosnia=guerra en nuestras cabezas… Pero ,con este post, queda demostrado que, dejando atrás esa triste parte de la historia europea reciente, Bosnia es un país por descubrir turísticamente. Anotado queda.

    Saludos.

    Responder
    • Sí, Sarajevo vivirá con la sombra de la guerra hasta que consigan desprenderse de ello….Es un viaje que merece la pena, y que pone la piel de gallina. Quizás no el lugar más típico de Europa, pero seguro que sirve como aprendizaje. Un saludo!

      Responder
    • El cevapi está buenísimo, el puente es precioso (y su historia escalofriante) y la cultura bosnia es una pasada. Os animamos a conocer el país y que nos contéis qué tal, porque las expectativas probablemente estén por las nubes! Qué ganas tenemos nosotros de volver!

      Responder
  2. ¡Enhorabuena! ¡Hacer guest posts enriquece sin duda a los blogs! Y además si se trata de una zona tan interesante y a la vez tan desconocida, mejor que mejor. De los balcanes solo conocemos Eslovenia y Croacia, y nos encantaría seguir explorándola para erradicar esos falsos mitos. Bosnia es mucho más que «guerra», tal y como lo demuestran los compis. Hay ganas de conocerla! Gracias por compartir!

    Responder
    • Eslovenia es un lugar precioso, y Croacia quizás se haya abierto ya demasiado al turismo (aunque sigue teniendo lugares espectaculares también). Si quieres entrar de lleno en los balcanes recomendaría tanto Bosnia como Montenegro. Todo el mundo que va quiere repetir!

      Responder
    • Realmente Bosnia es un país seguro, no tiene que haber ningún miedo. Es cierto que los prejuicios hacen mucho, y la asociación que tenemos a la guerra también. Te animo a que visites esa ciudad tan bonita!

      Responder
    • Claro! Es importante sacar tiempo para viajar. Las vacaciones SIEMPRE son merecidas, así que hay que aprovecharlas! Muchas gracias por comentar, y ojalá un día te animes a conocer Sarajevo. Un saludo!

      Responder

Deja un comentario

Al usar este formulario aceptas nuestra política de privacidad y accedes al almacenamiento y gestión de tus datos por parte de esta web aunque en este caso no hacemos nada con ellos.

el viaje me hizo a mi logotipo

¡Llévate nuestro E-book con los mejores 13 consejos para viajar en pareja!